·

¿Y PORQUE NO...?

Cada día vemos cosas que nos hacen pensar que este mundo no va bien, que la gente está loca; cada uno a lo suyo sin reparar en el de al lado, pones el televisor y mas de lo mismo, sucesos y mas sucesos. Todo negativo, nada positivo.
Y como puedes haces un ejercicio de distanciamiento para que te afecte lo menos posible. Cerramos nuestras puertas, apagamos el televisor y nos vamos a la cama pensando que mañana será otro día, el Sol brillará y poco a poco el sueño te vence con esa esperanza. Así todos los días, uno tras otro hasta que decides que vas a saludar a tu portero y vas a hablar del tiempo con la persona que este a tu lado en el autobús y que a la hora del café de media mañana invitarás a la chica de la limpieza que es la única que te sonríe en el trabajo. Al cabo del día llevas a rajatabla todo aquello que te has propuesto.
Descubres que el portero se llama Antonio,que no solo has hablado del tiempo si no de otras muchas cosas que te resultan interesantes, y lo que te has podido reír con Loli, que además de limpiar el polvo muy bien es una cinéfila que lo sabe todo sobre tu director favorito y acabas quedando con ella para ver esa peli que tantas ganas tenías de ver pero te daba pereza ir solo, y sin querer esto te lleva a un "nos tomamos algo".

Y llegas a tu casa silbando, por supuesto no pones la tele, directamente te metes en la cama y te duermes con la certeza de que mañana todo sera mejor y que nunca mas el café de media mañana sera aburrido.

1 comentario:

  1. Optimismo, mucho optimismo.

    Pd: visita mi blog, hay una buena noticia.

    ResponderEliminar