·

· Gente de primera


Al nacer eras un folio en blanco. Un papel inmaculado en el que todos querian escribir y dejar recuerdos, recuerdos que a lo largo de tu vida evocarás y te traerán alegrías.

Todos querian estar ahí. Espectadores de primera fila que no quieren perder esa primera vez en cada vivencia de tu corta exitencia. Eras un bebé adorable.
Cumpliste años y eras un adolescente rebelde que quería escribir su propia historia.
Ahí empezaste a ser el autor, sin dejar que nadie metiese ni una sola letra. Sumando páginas llegaste a ser algo parecido a un comic. Aventuras, amores imposibles....
Seguias sumando y lo que en un principio era un folio ahora es el tan socorrido libro de bolsillo, con un respetable número de páginas llenas de historias más o menos interesantes, historias llenas de luchas por hacerte un hueco en la sociedad. Eres joven, te sientes un triunfador, poco a poco vas consiguiendo tus metas. Añadiendo más páginas al libro. Es la etapa en la que disfrutas del respeto que ganaste con tus esfuerzos. Los demás te escuchan y respetan.
La vida va pasando y con ella sumas páginas y más páginas. Casi sin darte cuenta el libro de tu vida es un best seller. Un libro importante en el que hay ternura, la que sentiste cuando fuiste padre. De lucha y sacrificios, penas y alegrías, de duelos por los seres que fuiste perdiendo a lo largo de tu vida. De satisfacciones y decepciones. Todas esas experiencias que llenan la vida y que son las que nos humanizan. Nos hacen sabios.

Es el momento del descanso merecido, de compartir todo eso con los demás. Hijos, nietos, amigos... y todo aquel que desee escuchar tu historia. Habrá veces que te digan: Abuelo... que eso ya me lo contaste... pero da igual en el fondo les encanta, sólo es por picar.
Siempre, siempre les quedará un sentimiento de ternura y alegría, aprenderán contigo a ser mejores. Puedes estar seguro.
Así que cuenta, cuéntame.
.
.
*Dedicado a todos los veterano/as de la vida. Especialmente a los mios y a Marta, la abueli ciber.

Dicen...

                                                                   
Oleo de Clara Luz Castillo Parodi

 ...Dicen que sus miradas se  cruzaron, y en ese instante mágico se 
escribió una gran historia de amor...