·

04 octubre, 2012

Tiempos dificiles

En estos tiempos en los que la prima de riesgo sube y sube como la espuma, el país esta casi a punto de ser embargado, quiero decir rescatado, como lo llaman los políticos que siempre se empeñan en no llamar a las cosas por su nombre y queda más bonito. Tiempos en los que nos quieren quitar el derecho a manifestarnos, el derecho a la cultura,  mejor que no pensemos demasiado por que claro... es un peligro, mientras más información tengamos, más poder tendremos, que decía hace años Alfonso Guerra en una entrevista, y eso no conviene que luego nos revelamos y pasa lo que está pasando... a una vivienda digna, a un sueldo digno... que son derechos constitucionales. Tiempos en los que cualquier padre-madre paga el mismo I.V.A. por un cuaderno que un señor-señora que se compra un rolex de oro, ¿es para revelarse o no?. Tiempos en los que la lista de parados no tiene fin y hasta los contenedores de los super mercados les han puesto candados porque hace feo y rompe la imagen de dichos establecimientos... Pues en medio de toda esta vorágine va y me sale trabajo, ¡soy la excepción de regla! Este es el motivo de mi ausencia en la blogosfera.
Es un contrato a tiempo parcial, un contrato que no llega ni a basura, basurilla, que mejor no leerlo porque no sabes si reir o llorar. Yo, más bien me indigne porque no tengo derecho ni a tener fiebre. Todas las clausulas terminan en "El trabajador será despedido sin indemnización" o " El trabajador será despedido sin previo aviso" Un contrato acorde con los tiempos que vivimos en toda regla.
Pero sabéis qué, que estoy contenta. Y aunque es consuelo de tontos, hay gente que por desgracia está mucho peor.
Con todo esto aprovecho para decir, y pediros disculpas por todo el tiempo que hace que no aparezco por vuestros blogs, lo echo de menos, pero es que entre la casa, mi niña...y todo lo demás tengo poco tiempo libre.
Intentaré, como dice una amiga,  guardar un rato para mi, y dedicarlo a visitaros.
Besos con abrazo para todos.